Skip to content
Home Vida
Vida
UNA DE CADA CUATRO MUJERES NACIDAS EN 1975 NO SERÁ MADRE PESE A DESEARLO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Viernes, 12 de Febrero de 2016 12:20

España encabeza el retraso en la maternidad en Europa y en el mundo. El restraso de la maternidad es una de la causas de la infecundidad

ESTHER ARMORA - 10/02/2016 ABC

Las mujeres españolas nacidas en 1975 son las más infecundas de todas las generaciones de nuestro país en los últimos 130 años. Así lo revelan las conclusiones de una publicación realizada por el Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que analiza las tendencias y posibles causas de la infecundidad en nuestro país.

El informe, consultado por este diario y que incluye el artículo «La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac!!», concluye que probablemente una de cuatro mujeres nacidas en la segunda mitad de los setenta no tendrá hijos cuando alcance los 50 años, en contra de sus deseos y expectativas y atribuye esa infecundidad, principalmente, al retraso de la maternidad. En esta línea, sitúa a España como el país de Europa y uno de los primeros del mundo en el que las mujeres tienen el primer hijo a edades más avanzadas.

 
NADIE TE AVISA DE LO QUE SUPONE SER MADRE A LOS 40 PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Viernes, 12 de Febrero de 2016 12:13

“La culpa es del modelo de sociedad, que prioriza la carrera profesional y el ocio, y que te vende la imagen de que ser madre a los 40 no conlleva ningún problema, cuando la verdad es que hoy las mujeres a los cuarenta están estupendas, pero tu reloj biológico tiene la edad que tiene”. Lo dice Anabel, de 40 años, que acaba de ser madre de gemelos hace un mes. Pero puede ser el retrato de cualquier mujer, porque hoy es cada vez más normal que las mujeres pospongan su maternidad hasta pasados los 35 años.

SANDRA SÁNCHEZ N. 08/02/2016 ANDALUCIAINFORMACION.ES

El motivo que subyace a esta maternidad cada vez más tardía “parece siempre una motivación personal, pero la verdad es que la sociedad te obliga”. La entrada de la mujer en el mercado laboral remunerado, el acceso de la mujer a los estudios universitarios, la dificultad de acceso a un puesto de trabajo, las escasas medidas de conciliación, el alto precio de la vivienda y el hecho de que “ahora somos más hedonistas que en la generación de nuestros padres”, hace que cada vez sea menos marginal acudir a clínicas de reproducción asistida para lograr la maternidad.

 
ABORTO Y POBREZA PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Jueves, 04 de Febrero de 2016 18:22

Es falsa la ecuación “pobreza = aborto”. Basta con mirar las tristes estadísticas de aborto en el mundo para reconocer que millones de mujeres de los países más desarrollados eliminan a sus hijos antes de nacer. El aborto, por lo tanto, toca a todos: ricos y pobres, personas instruidas y personas sin titulación escolar, adolescentes, jóvenes y mujeres ya adultas, casadas y solteras.

Fernando Pascual, L.C. AutoresCatolicos.org

Algunos piensan que el fenómeno del aborto está relacionado con la pobreza en la que viven tantísimos seres humanos. Nos dicen, mirando especialmente a América Latina, que millones de familias sufren por culpa de crisis económicas y desequilibrios sociales, marginadas por un sistema que genera injusticias y mantiene en la indigencia a pueblos enteros.

En esas condiciones socioeconómicas, miles de mujeres abortan a sus hijos. Muchísimas veces, nos repiten, en casas o centros carentes de higiene, sin ninguna “seguridad”, con grave peligro para la vida de esas madres.

Por lo mismo, no faltan quienes proponen que se pueda garantizar, al menos por ahora, una asistencia sanitaria adecuada para que estas mujeres puedan tener “abortos seguros”. Más aún, algunos ejercen una fuerte presión para que se despenalice o legalice el aborto en aquellos países latinoamericanos que todavía consideran el aborto como un delito.

 
ABORTO Y LAICIDAD PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Viernes, 15 de Enero de 2016 10:57

Oponerse al aborto es un deber de todo auténtico ciudadano, sea creyente o no pertenezca a ninguna religión. Porque el deber de respetar la justicia no depende de opiniones personales, de grupos políticos o de ideas religiosas. Es, más bien, un valor indiscutible, sin el cual perdemos los fundamentos auténticos de la convivencia humana.

Fernando Pascual, L.C. AutoresCatolicos.org

La laicidad de un estado es sana cuando son aceptados y promovidos valores básicos sin los cuales no hay auténtica convivencia social. La defensa de la vida, la justicia y la igualdad ante la ley, la protección de los débiles, el apoyo a la familia, la tutela del derecho al trabajo, son temas no negociables: ningún estado puede dejar de lado la defensa de los derechos humanos fundamentales.

Coloquemos en este marco la pregunta: ¿debería el estado prohibir el aborto, o el aborto quedaría dentro del espacio de libertades individuales que las autoridades públicas deberían respetar? La respuesta puede parecer difícil si se enseñan ideas falsas sobre el embarazo y sobre el inicio de la vida humana. Pero si entendemos bien lo que ocurre a partir de la fecundación, entonces legalizar el aborto es simplemente permitir un acto sumamente injusto que va contra el derecho a la vida, contra la sana laicidad del estado.

 
ABORTO Y LAICIDAD PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Viernes, 15 de Enero de 2016 10:57

Oponerse al aborto es un deber de todo auténtico ciudadano, sea creyente o no pertenezca a ninguna religión. Porque el deber de respetar la justicia no depende de opiniones personales, de grupos políticos o de ideas religiosas. Es, más bien, un valor indiscutible, sin el cual perdemos los fundamentos auténticos de la convivencia humana.

Fernando Pascual, L.C. AutoresCatolicos.org

La laicidad de un estado es sana cuando son aceptados y promovidos valores básicos sin los cuales no hay auténtica convivencia social. La defensa de la vida, la justicia y la igualdad ante la ley, la protección de los débiles, el apoyo a la familia, la tutela del derecho al trabajo, son temas no negociables: ningún estado puede dejar de lado la defensa de los derechos humanos fundamentales.

Coloquemos en este marco la pregunta: ¿debería el estado prohibir el aborto, o el aborto quedaría dentro del espacio de libertades individuales que las autoridades públicas deberían respetar? La respuesta puede parecer difícil si se enseñan ideas falsas sobre el embarazo y sobre el inicio de la vida humana. Pero si entendemos bien lo que ocurre a partir de la fecundación, entonces legalizar el aborto es simplemente permitir un acto sumamente injusto que va contra el derecho a la vida, contra la sana laicidad del estado.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

El Foro en su e-mail

Escriba su correo electrónico:

Encuesta

¿ CÓMO CREE QUE DISMINUIRÍA EL NÚMERO DE ABORTOS ?
 

COMPRENDER LA IDEOLOGIA DE GENERO EN MENOS DE TRES MINUTOS

VER VIDEO

Publicidad

 



 

 

Acceso al sitio